Las cartas de Elisa

En una modesta casa a las afueras de la ciudad más cercana había una vieja puerta de madera de color verde. Tenía un precioso pomo de forma redondeada que imitaba a un diamante. La vieja puerta estaba entreabierta, y daba al exterior. Podía verse parte de una enredadera. Por la puerta entraba un rayo de claridad del exterior. Se escucharon unos pasos que se dirigían hacia la puerta.

Era una joven llamada Elisa, de unos veinte años, que se disponía a salir por aquella puerta. Salió por la vieja puerta que daba a un maravilloso jardín. En el jardín se encontró con su madre, que regaba las flores y macetas que tenía plantadas en él.
Elisa se acercó a su madre y Continue reading “Las cartas de Elisa”