Luchando por una idea

Era un día de esos de otoño en los que a uno le apetece dar un paseo agradable. Mientras Pedro paseaba por una de las calles principales de su ciudad, se fijó que un local de uno de los edificios estaba en alquiler. De pronto a Pedro le salto la idea de alquilarlo para abrir su propio restaurante. Lo estuvo pensando mucho hasta que tomó una decisión, finalmente llamó al dueño del edificio. Quedaron un día, el dueño le enseñó el local, hablaron largamente acordaron las condiciones del alquiler, al final pedro había conseguido alquilar el local que quería. Pedro había estudiado restauración y hostelería, le gustaba trabajar en ese sector, siempre había soñado con abrir su propio restaurante.

Pedro trabajó mucho hasta poder abrir su restaurante. Hizo una gran fiesta para la inauguración. Continue reading “Luchando por una idea”